Sí pero no

Sí pero no: la historia de una relación complicada

Sí pero no se conocieron en una fiesta, donde bailaron toda la noche y se besaron al final. Sí pero no se gustaron mucho, pero tampoco poco. Sí pero no se dieron los números de teléfono, pero no se llamaron al día siguiente. Sí pero no se volvieron a ver por casualidad, pero no se saludaron con entusiasmo. Sí pero no se invitaron a tomar algo, pero no se decidieron por un sitio. Sí pero no se fueron al cine, pero no vieron la misma película. Sí pero no se cogieron de la mano, pero no se soltaron. Sí pero no se dijeron cosas bonitas, pero no se creyeron. Sí pero no se hicieron novios, pero no se lo dijeron a nadie. Sí pero no se querían, pero no se lo demostraban.

Sí pero no tuvieron problemas, pero tampoco soluciones. Sí pero no discutieron, pero no se reconciliaron. Sí pero no se engañaron, pero no se perdonaron. Sí pero no se dejaron, pero no se olvidaron. Sí pero no se echaron de menos, pero no se buscaron. Sí pero no se encontraron con otras personas, pero no las quisieron. Sí pero no se arrepintieron, pero no lo admitieron. Sí pero no volvieron a hablar, pero no se escucharon. Sí pero no volvieron a intentarlo, pero no lo consiguieron. Sí pero no terminaron para siempre, pero tampoco siguieron juntos.

Sí pero no es una expresión que resume una relación que nunca fue del todo ni dejó de serlo nunca. Una relación que fue sí y fue no, y que al final fue nada.

Fin.

¡Suscríbete y te regalo una rosquilla!

Al suscribirte manifiestas tu acuerdo con nuestra política de privacidad. Puedes darte de baja en cualquier momento.

2 comments

  1. Davinia
    22/03/2024 at 10:20 — Responder

    El obstáculo desapareció cuando comprendí que
    » mí yo » era el obstáculo.

  2. Cabrónidas
    17/04/2024 at 19:03 — Responder

    Humanos… Cuesta imaginar cómo hemos llegado tan lejos.

Deja una respuesta

Lo Que Captura La Mirada background image