Parejas repegadas

¿Qué tienen algunas parejas que no pueden separarse ni un minuto? ¿Acaso les da miedo perderse el uno al otro entre la multitud? ¿O es que no confían en que el otro sepa divertirse sin su presencia? Sea cual sea el motivo, lo cierto es que hay parejas que son muy pesadas y quieren ir juntas a todas partes, incluso cuando no tiene sentido.

Por ejemplo, hay parejas que van juntas al baño, como si fueran siameses. ¿Qué necesidad hay de acompañar al otro a hacer sus necesidades? ¿No es eso una falta de intimidad y de respeto? ¿Qué hacen ahí dentro, se cuentan secretos o se dan ánimos? Es algo que nunca entenderé.

Otro caso son las parejas que van juntas al gimnasio, como si fueran entrenadores personales. ¿Qué sentido tiene ir a sudar y a sufrir con el otro al lado? ¿No es mejor ir cada uno por su cuenta y luego encontrarse para relajarse? ¿Qué hacen ahí, se motivan o se vigilan? Es algo que me parece absurdo.

Y qué decir de las parejas que van juntas al trabajo, como si fueran socios. ¿Qué beneficio tiene compartir el mismo espacio laboral con el otro? ¿No es mejor tener cada uno su propio ámbito profesional y luego compartir sus experiencias? ¿Qué hacen ahí, se ayudan o compiten? Es algo que me resulta incomprensible.

En fin, hay parejas que son muy pesadas y quieren ir juntas a todas partes, sin importarles lo que piensen los demás. Quizás sea una forma de demostrar su amor, o quizás sea una forma de evitar la soledad. Sea como sea, creo que deberían aprender a darle un poco de espacio al otro, y a disfrutar de su propia individualidad. Porque al fin y al cabo, el amor no es posesión, sino libertad.

¡Y ahora vas y se lo cuentas a tu pareja!. 😹😹😹😹😹😹😹

¡Suscríbete y te regalo una rosquilla!

Al suscribirte manifiestas tu acuerdo con nuestra política de privacidad. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Deja una respuesta

Lo Que Captura La Mirada background image